Qué hay que saber para trabajar con un asesor de arte – El punto de vista del artista

¿Por qué son importantes los asesores de arte en el mundo del arte?

por Chiara Lewis

Bajo el brillo de su superficie, el mercado del arte contemporáneo es sumamente enigmático. ¿Cómo es que los artistas llevan su trabajo de sus estudios a las casas de los coleccionistas o a las salas de los museos exactamente? Bueno, esto tiende a ser un proceso intrigante para los que no pertenecen al mundo del arte, e incluso para los que sí están dentro del sistema. Sin embargo, lo que sí es ampliamente aceptado y documentado en el mercado del arte contemporáneo es quién pagó cuánto por qué. Todos los días artistas, galerías y coleccionistas se comunican para modelar el mercado del arte contemporáneo, y en este artículo se analizará brevemente cómo surgen estas interacciones, y el papel vital que tiene un consultor de arte en la creación y la interacción de todos ellos.

curated interior

El mercado del arte no es igual a ningún otro mercado internacional. La forma en que se comercia, se vende y se compra el arte es a través de casas de subastas, galerías, colecciones privadas y museos, a menudo con la ayuda de consultores de arte, curadores y expertos en arte en general. Los consultores de arte son fundamentales en el mundo del arte, ya que asesoran a los clientes, negocian con las galerías, ofertan en las subastas y presentan los compradores a los expertos del mercado. Por lo tanto, gran parte de la singularidad del mercado del arte se deriva del hecho de que muchos coleccionistas y compradores de arte no pueden evaluar la calidad de las obras de arte sin la orientación de los expertos; incluso el coleccionista más consumado del arte contemporáneo a menudo se confunde. Dado que el arte es un activo intangible con algunas características particulares de valor añadido, es difícil para muchos coleccionistas y compradores diferenciar entre la calidad de las distintas obras y, por lo tanto, confiar en sus asesores de confianza para que les ayuden a navegar por las complejidades del mercado del arte y crear una colección personal bien curada.

Algunas de las preguntas más frecuentes de los coleccionistas y compradores de arte a los consultores de arte son: ¿Hay algún concepto subyacente a la obra de arte? ¿Cómo se relaciona con otras obras? ¿Es un precio razonable? ¿Cómo se verá esta pieza con las otras? Los coleccionistas y compradores de arte necesitan que se les tranquilice mucho antes de despilfarrar en el arte, y muchas de las instituciones y prácticas del mercado del arte giran en torno a la prestación de este tipo de servicios.

Soldano curated interior
Interior curado por los consultores de Agora Gallery

 

¿Cómo eligen los coleccionistas y compradores de arte el arte que compran, con o sin un asesor de arte?

 

En primer lugar, los coleccionistas y compradores de arte utilizan marcas como una entidad certificadora de calidad en una multitud de entornos diferentes. En el mercado del arte hay dos marcas destacadas: la galería y el artista. Las marcas de las galerías provienen de un sistema jerárquico profundamente organizado en el que la posición que ocupan en esa “burocracia” seduce a los coleccionistas. Para muchos coleccionistas, la reputación de una galería es el aspecto más importante a la hora de elegir una, por lo que el estatus de una galería es increíblemente importante. Los artistas, al igual que las galerías, también son marcas, sobre todo cuando alcanzan un cierto nivel de popularidad dentro del mundo del arte. El estatus tiene dos vertientes esenciales en su obra: su valor y su reconocimiento. Por lo tanto, una galería importante puede impulsar la relevancia de un artista que ha sido representado en el mercado del arte contemporáneo, y la relevancia de la marca de un artista puede captar a los coleccionistas y compradores más valiosos.

Otro aspecto a destacar de las marcas en el mercado del arte contemporáneo es la característica de “El ganador se lo lleva todo”, en la que una gran parte de las inversiones en arte se centran en una pequeña cantidad de artistas. Este aspecto siempre ha sido una característica estructural del mercado del arte. Los coleccionistas y compradores de arte asocian habitualmente la autoría de un artista con la calidad de sus obras; por lo tanto, las compras se centran en artistas y galerías específicas que los representan. Esta tendencia se ha intensificado recientemente por la globalización del mercado del arte contemporáneo.

¿Qué es un consultor de arte y cuál es su papel en el mercado del arte?

 

La artista mirando el catálogo de una exposición

 

Un consultor de arte es un experto en el mundo del arte. Todo consultor de arte sabe de arte tanto del pasado como del presente, y tiene las habilidades necesarias para evaluar todos los géneros de las obras. Tiene la capacidad de reconocer la autoría, definir la autenticidad y emitir un juicio preciso de la calidad de todas las obras de arte que analiza. Además, un consultor de arte suele tener experiencia profesional en una galería o un museo, o en un cargo anterior de gestión de arte. Por lo tanto, un consultor de arte debe entender el valor de mercado de una obra de arte, llevar a cabo un proceso adecuado de fijación de precios, calidad y origen, y ser un buen negociador. Un buen asesor de arte también debe saber qué hacer después de la transacción – por ejemplo, enmarcar, instalar, iluminar la obra, asegurar, catalogar y prestar piezas de la colección a otras galerías o museos.

El papel principal de un consultor de arte es ayudar a sus clientes a entender el complejo laberinto que es el mundo del arte. Sin embargo, las razones exactas por las que una persona se dirige a un consultor de arte pueden variar. Por ejemplo, es posible que un comprador sea nuevo en la esfera del coleccionismo de arte y necesite orientación y conexiones con las mejores galerías y casas de subastas. Los consultores de arte pueden facilitar el proceso de coleccionismo mediante la investigación de las galerías a visitar y la concertación de citas. Además, el mercado del arte es un negocio muy conocido por estar basado en las relaciones. Si bien un coleccionista de arte puede saber qué obra desea, con frecuencia solamente un consultor de arte con las conexiones adecuadas puede acceder a la información necesaria para conseguir una obra específica. Las galerías a menudo venden solamente a sus clientes más leales o de alto perfil, lo que hace difícil para los nuevos compradores tener acceso a las obras que les interesan. Por otra parte, un consultor de renombre puede utilizar sus contactos para facilitar el camino hacia las obras de arte que normalmente están reservadas a ciertos clientes. Además, un consultor de arte puede ayudar a un coleccionista de arte a desarrollar un gusto específico, por ejemplo, invirtiendo en arte contemporáneo en lugar de en arte renacentista. Sin embargo, la desventaja de confiar en un consultor de arte es que el viejo lema “compra lo que te gusta” se pierde cuando el experto del mercado aconseja al comprador sobre qué es lo que debe comprar. El resultado es que el coleccionismo de arte se ha vuelto cada vez más homogéneo y ecléctico, y las colecciones individuales se han vuelto cada vez menos comunes.

¿Quieres mejorar tu carrera y tener presencia en Nueva York? Envíanos tu portafolio y tendrás la oportunidad de presentar tu trabajo a una amplia gama de coleccionistas y compradores de arte a nivel nacional e internacional. Para mayor información, visita nuestra página de Representación y Promoción de Artistas en la Galería.

¿Cuál es la diferencia entre un consultor de arte y un comerciante de arte?

 

Existe una diferencia muy importante entre los consultores de arte y los comerciantes de arte. Aunque ambos cuentan con la experiencia necesaria para diseñar una colección de arte impresionante, ambos representan, y reciben una remuneración, de parte de un participante diferente en el mundo del arte. Un consultor de arte trabaja para clientes individuales, guiándolos de manera neutral en el proceso de compra de una sola obra de arte o en la elaboración de una colección completa. Por el contrario, la responsabilidad de un comerciante de arte es hacia los artistas a los que representa y sus respectivas obras. Los artistas les pagan con un porcentaje, generalmente 30%-60% de las ventas de sus obras.

En conclusión, el coleccionismo de arte está aumentando de forma rápida y en todo el mundo, debido principalmente al aumento de las ventas de arte en línea y a la proliferación de colecciones y museos privados. Así, con el aumento de coleccionistas y compradores de arte, surge la demanda de expertos que puedan ayudar en el proceso. Los consultores de arte son una herramienta indispensable para cualquier comprador que se toma en serio la obtención de una magnífica colección de obras de arte que enriquecerán una casa en el presente y enriquecerán al propietario en el futuro.

.


Chiara Lewis nació en la ciudad de Nueva York y se crió en Italia desde los 3 años de edad. Su amor y aprecio por las artes creció enormemente en un entorno repleto de belleza. Desde su infancia, Chiara ha sentido fascinación por el universo, la forma en que el conocimiento humano interactúa con su curiosidad, y la forma en que la música define y se relaciona con nuestras vidas, y funde todos esos aspectos en sus pinturas a gran escala. Comenzó a expresar su pasión por las Bellas Artes a través de la pintura y el dibujo. Estos intereses se cultivaron durante la escuela secundaria como estudiante del programa de arte y luego se perfeccionaron en la Universidad de Georgetown, donde estudia en dos áreas: arte en estudio y antropología cultural. En el verano de 2019, Chiara trabajó con Agora Gallery como pasante de marketing digital.

This post is also available in: Inglés

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.