Aprendiendo Historia Del Arte: Competencias De Arte

Las competencias de arte han dejado una gran marca a lo largo del tiempo. Los artistas y competencias de hoy en día pueden aprender de los éxitos y fracasos de la historia del arte.

Las competencias de arte han tomado muchas formas y figuras a lo largo del tiempo. Mientras nos preparamos para la primera edición del Concurso de Artes Visuales Contemporáneas de América Latina, vamos a recordar cuatro notorias competencias en la historia del arte. Después de todo, hay que conocer el pasado para entender el presente.

El Ministro de la Propaganda durante el Reich, Joseph Goebbels en la Exposición de Arte de las Olimpiadas en 1936. | Fuente de la imagen: Wilhelm Limpert / The Atlantic
El Ministro de la Propaganda durante el Reich, Joseph Goebbels en la Exposición de Arte de las Olimpiadas en 1936. | Fuente de la imagen: Wilhelm Limpert / The Atlantic

El Baptisterio de San Juan, en Florencia: el portal a la fama

El Baptisterio de San Juan, que fue construido entre 1059 y 1150, ya formaba parte de la identidad de Florencia cuando el gremio de comerciantes de lana, Arte del Calimala, tenían la responsabilidad de mantenerlo y embellecerlo. Este proyecto comenzó en el siglo XII, así que cuando los Calimala abrieron una competencia para elegir un nuevo juego de puertas, eso significaba una comisión increíblemente lucrativa para los potenciales ganadores.

En la competencia se requería que los competidores entregaran paneles que representaran la historia del sacrificio de Isaac por Abraham. Los competidores tenían muchas limitaciones: a cada uno se le daba únicamente cierta cantidad de bronce, había un límite de figuras que podían incluirse, y el panel debía estar contenido en su totalidad dentro de un cuatrifolio (la figura gótica con puntas). Había más jurados (34) que competidores (7), y al final, todos los artistas con la excepción de Lorenzo Ghiberti y Filippo Brunelleschi fueron eliminados. Se ha dicho también (y esto aparece en la autobiografía de Ghiberti) que fue Ghiberti el ganador indiscutible.

En esta exhibición en el Palacio Bargello se muestran los paneles con los que compitieron Ghiberti (derecha) y Brunelleschi (izquierda).
En esta exhibición en el Palacio Bargello se muestran los paneles con los que compitieron Ghiberti (derecha) y Brunelleschi (izquierda).  | Fuente de la imagen: Heidi Walton

Ghiberti tenía apenas 23 años cuando ganó la competencia. Aunque en la época de 1400 tener 23 era básicamente tener una edad madura, le tomó más de veinte años (desde 1425 hasta 1452) terminar el encargo, y los paneles finales fueron colgados en la entrada norte del baptisterio.

A Ghiberti le pagaron 200 florines por cada panel (recibiendo un total de 4.000 florines). Basándonos en el oro que contenía cada florín, actualmente equivaldría aproximadamente a 560.000 dólares americanos de hoy en día. En aquel momento, artistas desconocidos como Donatello y Paola Uccello eran alumnos de Ghiberti, y podrían haber colaborado en la creación de los paneles para las puertas. Después de este encargo tan exitoso, se le pidió a Ghiberti trabajar en otra puerta: la de la entrada este del mismo baptisterio.

¿Qué podemos aprender de la competencia del Baptisterio de San Juan en Florencia? 

"Florenca146" por Ricardo André Frantz (Usuario:Tetraktys) – imágenes tomadas por Ricardo André Frantz. Licencia CC BY-SA 3.0 via Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Florenca146.jpg#/media/File:Florenca146.jpg
East Doors / “Puertas del Paraíso” por Lorenzo Ghiberti. | Fuente de la imagen, Wikipedia

Para comenzar, aprendimos que el trabajo duro puede rendir sus frutos. Los paneles para las puertas hechos por Ghiberti son obras que aún se celebran hoy en día, así como también lo son los que hicieron él y Brunelleschi para la competencia.

Podemos aprender mucho de las obras que se produjeron para esta competencia. Las interpretaciones del Sacrificio de Isaac fueron hechas con muchísima habilidad en cuanto a composición, forma y narrativa del arte. Ambas piezas se estudian de cerca hoy en día en historia del arte. Algunas personas afirman que esta competencia y las obras que resultaron de ella marcaron el inicio del estilo artístico del renacimiento.

El hecho de que estas obras sean tan valoradas también sirve como testimonio de cuánta inspiración puede surgir de las competencias. Aunque Brunelleschi no ganó el encargo, el panel que presentó para la competencia es sin lugar a dudas una pieza artística consumada que no habría existido de no ser por la competencia del Baptisterio de San Juan en Florencia.

Premio de Roma: la beca de arte más antigua

¿Alguna vez te has preguntado cómo comenzó la práctica de dar becas y subsidios a artistas? La tradición tiene sus raíces en el patrocinio dado por los monarcas y regentes a los artesanos, pintores, arquitectos, científicos y músicos. El Premio de Roma, considerado con frecuencia una de las primeras becas oficiales, fue establecido por el rey francés Luis XIV para estudiantes de arte y pintores. Este patrocinio luego se extendió para incluir también a arquitectos, músicos y artistas de grabados.

art competitions
Palazzo Mancini, grabado realizado por Giovanni Battista Piranesi | Fuente de la imagen: Wikipedia

La competencia, organizada por la Académie Royale de Peinture et de Sculpture (Academia Real de Pintura y Escultura) de París consistía en una competencia de eliminación muy difícil y compleja. Quienes salían victoriosos ganaban una estadía con todos los gastos pagos de tres a cinco años en el Palacio Mancini de Roma. Además, muchos candidatos de la competencia eran seleccionados para unirse a la Academia Francesa en Roma.

Algunos artistas como Jean-Baptiste Marie Pierre y Charles Dupaty fueron ganadores del Premio de Roma. Este programa de competencia y residencia para artistas continuó hasta ser abolida en el año 1968 por André Malraux, el Ministro de Cultura de aquel momento.

¿Qué podemos aprender del Premio de Roma?

El Premio de Roma le brindó a artistas jóvenes la oportunidad de su vida, estudiando en una institución respetada y viviendo en un palacio lleno de historia y de una preciosa arquitectura. Algunos de estos artistas se convirtieron en pioneros de la pintura tradicional y académica.

Especialmente hoy, las competencias de arte son una manera excepcional de obtener oportunidades que podrían ayudarte a obtener acceso a oportunidades que puedan ayudarte a tener una carrera sostenible dentro del campo del arte. Sin embargo, es importante considerar primero los requisitos de cualquier competencia en la que participes. El Premio de Romafue instaurado para promover educación académica de arte a jóvenes estudiantes, y es por esto que los artistas liberales como Edgar Degas y Edouard Manet no ganaron ningún reconocimiento, incluso luego de haber participado varias veces en la competencia.

¡Sigamos en contacto! Nuestro boletín informativo está repleto de historias inspiradoras, consejos de arte, y los últimos anuncios de exposiciones en Agora Gallery.

El Salón de París: los “perdedores” más famosos

¿Alguna vez has escuchado hablar de una galería estilo salón? El término se originó a partir del Salón de París, famoso por no desperdiciar nada de espacio y colgar obras desde el suelo hasta el techo, en una disposición muy económica.

El gobierno francés y la Academia de Bellas Artes comenzaron este Salón a finales de los años 1600, pero no fue hasta mediados del siglo XVIII cuando se introdujo un jurado, convirtiendo el asunto en una competencia de verdad. Para aquel momento, la exhibición había ganado tanta notoriedad que prácticamente se les garantizaba carreras exitosas de arte a los ganadores al momento de recibir sus medallas.

Sin embargo, esta gran reputación también significó que la competencia era muy popular. Por esto, en 1863, el jurado del Salón rechazó dos tercios de las pinturas presentadas, incluyendo obras realizadas por Manet, Courbet y otros impresionistas importantes. Con el apoyo del público, su indignación y protestas, se creó una exposición separada de las obras rechazadas, el Salon des Refusés (“El Salón de los Rechazados”).

Édouard Manet - "Le Déjeuner sur L'herbe" Óleo sobre lienzo 81.9" x 104.5" Originalmente expuesto en el Salon des Refusés, se encuentra hoy en día en el Musée d'Orsay en París.
Édouard Manet – “Le Déjeuner sur L’herbe” Óleo sobre lienzo 81.9″ x 104.5″ Originalmente expuesto en el Salon des Refusés, se encuentra hoy en día en el Musée d’Orsay en París.  |  Fuente de la imagen: Google Cultural Institute

La exposición de 1863 del Salon des Refusés incluyó obras de artistas como Paul Cézanne, Camille Pissarro, James Whistler, Édouard Manet, Johan Jongkind, y Gustave Courbet.

El Salon des Refusés no fue un evento único: se llevó a cabo tres veces más, y esto llevó a la creación del Salon des Independants y el Salon d’Automne to rise.

¿Qué podemos aprender de las exposiciones de Salón de París?  

Saber que artistas como Cézanne, Whistler, Manet, y Courbet fueron rechazados alguna vez de una exposición con jurados puede ser reconfortantes. ¿Se rindieron ellos después de haber sido rechazados? No: se unieron y crearon algo nuevo e increíble. De hecho, el Salon des Refusés se convirtió en un momento crucial dentro de la historia del arte y del movimiento del impresionismo.

Los eventos a gran escala como el Salón de París pueden unir a muchos artistas de todo el mundo, aunque no sean quienes resulten seleccionados para la exposición. Y, como todos sabemos, cuando se une un grupo de grandes mentes y artistas, pueden ocurrir cosas maravillosas.

Es por esto que las exposiciones, competencias, residencias y ferias de arte son tan importantes. Es en estos eventos colectivos en que podemos observar realmente progreso y grandiosidad.

Las olimpiadas: la unión de lo atlético con lo estético

¿Sabías que alguna vez existió una medalla a las artes plásticas en las Olimpiadas? Así es, todas las olimpiadas entre los años 1912 y 1952 llevaron a cabo competencias de arquitectura, artes plásticas, literatura y música en las cuales fueron otorgadas medallas de oro, plata y bronce. Como la competencia para el Baptisterio de San Juan, había que mantener un tema específico. Para estas, el tema era “una relación definitiva con el concepto olímpico”.

Detalle, Alfred Reginald Thomson / London Amateur Championships (pintura al óleo) Fuente de la imagen: Christies
Detalle, Alfred Reginald Thomson / London Amateur Championships (pintura al óleo) – Ganador de la medalla de oro en el evento de Pinturas llevado a cabo durante los Juegos Olímpicos de Londres en 1948 |  Fuente de la imagen: Christie’s
Cuatro Patrones al Fresco, Romano Dazzi. Ganador de la medalla de plata en "Dibujos y Acuarelas" en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 | Fuente de la Imagen: Museo Olímpico
Cuatro Patrones al Fresco, Romano Dazzi. Ganador de la medalla de plata en “Dibujos y Acuarelas” en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 | Fuente de la imagen: Museo Olímpico

De manera parecida a los eventos deportivos de ese momento, se prohibía la entrada a la competencia a artistas profesionales. Esto quiere decir que los participantes para las olimpiadas eran menos conocidos. Como resultado de esto, muchas de las obras originales que ganaron medallas ya no pueden encontrarse. Esta estipulación es lo que finalmente llevó al final de la competencia de arte en las olimpiadas. Era increíblemente difícil determinar si los artistas eran “amateurs” o no, y esto hizo complicado organizar los eventos, llevando a una reducción en la calidad de las piezas. Además de esto, a los jurados se les permitía no otorgar premios cuando las obras no cumplían sus estándares. En ocasiones, no se entregaban medallas para ciertas categorías.

Finalmente, la falta de interés, coherencia y organización llevó a que este fascinante evento olímpico quedase perdido en la historia. Como un amante rechazado, las olimpiadas no solo terminaron con la competencia de arte que ya tenía una década, sino que de hecho se eliminaron todas las medallas de los registros. Todas esas 151 medallas “ya no cuentan”, y es como si nada hubiese pasado.

Sin embargo, no se ha perdido completamente la relación entre los Juegos Olímpicos y el arte. El COI (Comité Internacional Olímpico) recientemente ha llevado a cabo un Concurso de Arte y Deporte, separado de las olimpiadas. El primer premio para la competencia realizada en el año 2012 fue de 30.000 dólares americanos y un diploma. Desafortunadamente, no se ha anunciado una nueva entrega de dicho evento desde entonces.

¿Qué podemos aprender de la competencia olímpica de arte? 

Uno de los más grandes errores que cometieron los organizadores de las Olimpiadas fue el de tratar de definir a un artista “profesional”. El limitar de manera demasiado estrictas a quiénes se les permitía participar tuvo un impacto negativo enorme sobre la calidad de las piezas. Podrían haberse negado a permitir la participación de muchos artistas hoy en día, bien sean autodidactas o que hayan recibido entrenamiento profesional, en la competencia olímpica de arte.

Es importante ver las obras de arte con sus propios méritos. Existen incontables artistas quienes podrían nunca haber recibido entrenamiento formal en su oficio, así como también hay muchos otros que se concentran demasiado en el entrenamiento que han recibido. Muchas personas opinan que esto perpetúa el “elitismo” dentro del mundo del arte, legitimando únicamente a aquellos quienes pueden costear una costosa educación.

Hoy en día existen muchas competencias de arte que juzgan las piezas ciegamente. Estas competencias tendrán pocas o ninguna restricción respecto a quiénes pueden participar, y las obras son calificadas sin información sobre el artista, sober sus antecedentes, ni sobre su entrenamiento.

 

Estas tres competencias de arte son muy distintas en cuanto a su alcance, influencia y notoriedad. Hoy en día, con una “comunidad” de artistas más grande que nunca, existe un sinnúmero de competencias en las cuales se puede participar, y todas ofrecen beneficios maravillosos. Desde las exposiciones locales, hasta las competencias internacionales, estas oportunidades les brindan a artistas con todo tipo de experiencia exposición a una audiencia más amplia.

Como galería promocional, nos enorgullece el diverso grupo de artistas de todo el mundo a quienes representamos. ¿Quieres dedicarte más a tu arte y dejar que alguien más se encargue del marketing y la promoción? Visita nuestra página de representación de la galería y promoción artística para obtener más información.

Si sabes de algunas oportunidades artísticas maravillosas por venir, ¡nos encantaría escucharlo! Comparte con nosotros en los comentarios, o envíanos un email a
blogs@agora-gallery.com.

El Concurso de Artes Visuales Contemporáneas de América Latina acepta inscripciones aquí.

 


 

Para más información sobre Ghiberti y las Puertas del Paraíso, puedes leer este artículo en Britannica.com.

Lee más sobre el Salon des Refusés en el artículo “15 de mayo de 1863, abre el Salón de los Rechazados de París “ en Academia

Para más información sobre la competencia olímpica de arte, lee el artículo del Smithsonian, “Cuando en las olimpiadas se daban medallas al arte “

Lee más sobre el Premio de Roma en Wikipedia

This post is also available in: Inglés

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.